10.5.09

- Así, quieta, no te muevas.

Uno, dos, tres. Quieta y desnuda bajo la luz roja del estudio. Cuatro, cinco, seis. Esperando al flash mientras oye el tililar de la bombilla. Tenía que cambiarla. Siete, ocho. La respiración de David mezclándose con la suya propia, más agitada de lo que debería. Nueve. Polux jugando con una pelota que ha encontrado Dios sabe dónde. Diez. Sonríe.

Flash.

- Te había dicho que no te movieras.

6 comentarios:

Dara Scully dijo...

Pero ya estaba al ladito suyo.




un miau metido en una botella de leche :)

rOo RAMONE dijo...

:)

Fractured hand. dijo...

Es imposible no moverse teniéndole al lado.

eme ce dijo...

Sólo quería su sonrisa quieta para siempre.

(No sabía que no podría. Que no debía)

La drogadicta de Trafalgar Square. dijo...

A veces una foto movida expresa más que una estática.
En realidad, él quería que sonriera.


¿Y dónde estaba Castor?

:*

Franelì dijo...

once y doce todo se detuvo, sun querer (:

me gusta, me gusta, me gusta